Árboles que al abrazarlos sanan tu cuerpo

abrazar-arbol01

Las 14 especies de árboles que al abrazarlos sanan diversas partes del cuerpo.
Los beneficios de abrazarse a un árbol son incontables, misteriosos pero fáciles de verificar si les prestamos atención, si los observamos y nos comunicamos con ellos mirándolos, en silencio.
Los pinos.
Los mejores árboles para sanar son los grandes, en especial los pinos. Los pinos irradian energía Chi, nutren la sangre, fortalecen los sistemas nerviosos y contribuyen a prolongar la vida. También alimentan el alma y el espíritu. Los pinos son los “Arboles Inmortales”. La poesía y la pintura china antiguas están llenas de admiración por los pinos. Si bien los pinos son a menudo la mejor elección, se pueden usar muchos otros árboles o plantas.
Los cipreses y los cedros
Reducen el calor y nutren la energía Yin.
Los sauces
Ayudan a eliminar los vientos malsanos, a liberar la humedad excesiva del cuerpo, a reducir la alta tensión sanguínea y a fortalecer el aparato urinario y la vejiga.
Los olmos
Tranquilizan la mente y fortalecen el estómago.
Los arces
Persiguen a los vientos malsanos y ayudan a mitigar el dolor.
Las acacias blancas
Ayudan a eliminar el calor interno y a equilibrar la temperatura del corazón.
Las higueras de Bengala
Limpian el corazón y ayudan a eliminar la humedad del cuerpo.
Los canelos
Eliminan el frio del corazón y del abdomen.
Los abetos
Ayudan a eliminar cardenales, a reducir la hinchazón y a curar los huesos rotos más rápido.
Los espinos ayudan en la digestión, fortalecen los intestinos y reducen la tensión sanguínea.
Los abedules
Ayudan a eliminar el calor y la humedad del cuerpo y a desintoxicarlo.
Los ciruelos
Nutren el bazo, el estómago, el páncreas y tranquilizan la mente.
Las higueras
Eliminan el exceso de calor del cuerpo, aumentan la saliva, nutren el bazo y ayudan a detener la diarrea.
Los ginkgos
Ayudan a fortalecer la vejiga y alivian los problemas urinarios de las mujeres.
Para establecer relación con un árbol, y estar en comunión con él hay que mirarlo en silencio y enseguida se advierte la energía sanadora que brota de él. Intuitivamente sabrás qué hacer: puede que pongas tus manos en su corteza, que le abraces o que apoyes tu espalda, con todos los centros energéticos de tu columna vertebral, en su tronco y te llenes de energía.
Es realmente sanador poder experimentar, poder vivir con intensidad, esta bella unión con los árboles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s